Mu-tantes nace en 2018 como un ciclo de conferencias, exposiciones y talleres bajo un criterio único y pionero. Un espacio donde dar vida a todas aquellas ideas que quedaron desterradas. Una apuesta real y valiente, casi temeraria, por la libertad creativa y la experimentación como camino de aprendizaje. Un corto espacio de tiempo donde los límites impuestos por los clientes desaparecen, donde el único target es el artista, que crea para sí mismo y no teme aquello en lo que sus trabajos más radicales pueden mutar.

Mu-tantes es la puesta en valor del proceso creativo de todo artista o diseñador, mostrándonos sus creaciones más arriesgadas, compartiendo sus mutaciones. A lo largo de varias semanas de exposiciones y talleres y una jornada de conferencias, figuras y agencias destacadas del sector como Jorge Martínez, Estudio MABA, Rubio del Amo, Romualdo Faura, Rodrigo Fonseca o F33, entre otros, pudieron ser completamente libres para mostrar, a tumba abierta, su lado más indomable y transgresor.

Y hoy, como siempre, seguimos creyendo en la expresión, en el poder de lo inédito, en la capacidad de transformación de la inquietud creativa y la valentía artística, apegados siempre a tres palabras maravillosas que resumen todo lo que amamos y todo lo que queremos alcanzar: cultura, libertad y aprendizaje.

Pero como su propio nombre indica, Mu-tantes debe seguir cambiando, no podemos ni queremos parar el leitmotiv esencial de la evolución.

Y en esa evolución, un cambio ha sido decisivo. Pequeñas y extrañas mutaciones detectadas en el ADN, llamadas a transformar la genética tal y como la hemos conocido hasta ahora. Estas mutaciones han provocado la síntesis de un cromosoma adicional que se suma a los ya conocidos cromosoma X e Y.

Este nuevo cromosoma se caracteriza llevar la experimentación y la creatividad al máximo exponente. Todos lo tenemos, tan solo hay que bucear en nuestros genes para definirlo, para ponerlo en marcha.

Ese será el objetivo de esta segunda edición de Mu-tantes. La búsqueda del cromosoma M. De aquello que te hace genéticamente único.

Y con ese fin, estamos de vuelta, con los genes a or de piel y con muchas ganas de seguir evolucionando y descubriendo el talento más experimental de los jóvenes creadores. Una bomba creativa sin control, con una onda expansiva llamada a destruir todos los límites que amordazan aquello en lo que siempre hemos querido mutar y nunca nos hemos atrevido.

Bienvenidos,

otro año más,

a Mu-tantes.

Abrid bien los ojos.

Palpad, escuchad,

gritad, sentid.

Y dejad que el

cromosoma M

haga el resto.